Usted está aquí: Inicio Artículos Txiki, tienes un e-mail

Txiki, tienes un e-mail

14/10/2013
Reproducimos aquí el contenido de un e-mail que Pep, un amigo catalán, envía a Txiki… Lo hemos utilizado como introducción al monográfico: La Via Catalana cap a la independència. "Hola Txiki, Me alegra muchísimo recibir estos hermosos mensajes: son palabras lúcidas, ponderadas y –quizá lo más importante– un guiño a nuestra amistad; la nuestra en particular, y a través suyo la de nuestros pueblos. Porque después de años y años de discurso oficial sobre el fin de las ideologías y la desmovilización de la gente de a pie… va y resulta que los catalanes nos ponemos en marcha."

Para leer todo el monográfico pinchar aquí

Pep

Esa comunidad humana que un día fue  ejemplo  de  autonomismo,  pactismo,  conformismo…  esa  comunidad humana que daba por enterradas  las  banderas,  cualquiera  de ellas  (con  la  excepción  del  Barça, claro), esa comunidad humana que lentamente  iba  renunciando  a  sus signos  de  identidad  más  claros  en pro  de  un  cosmopolitismo  mal entendido…

"Esa  comunidad  un  buen  día  se hace  mayor  y  se  enfrenta  con  el poder,  y  como  muy  bien  observas, se pregunta por qué si "democracia" significa  "gobierno  del  pueblo"  hay que  delegar  ese  poder  constantemente en esas máquinas sospechosas  llamadas  partidos  políticos.  La jugada hubiera podido salir muy mal (ahí  están  los  libros  de  historia narrando los ascensos de los popu- lismos,  algunos  de  ellos  particularmente  siniestros).  Pero  el  caso  es que  algún  ángel  habrá  pasado  por aquí, porque el movimiento goza de un espléndido equilibrio entre "seny" (prudencia,  pragmatismo…)  y "rauxa"  (ilusión,  riesgo).  Hay  gente preparadísima  en  todo  esto,  gente con  un  nivel  intelectual  y  humano enorme  (no  en  los  partidos  sinó  al pie del cañón del asociacionismo y de  cierto  periodismo  –no  hablo  de La  Vanguardia  ni  del  Periódico, claro–). Y la transversalidad es absoluta:  desde  la  extrema  izquierda  al neoliberalismo  más  feroz:  ahí  estábamos todos dándonos las manos y tomando posesión de nuestro pais y de nuestro tiempo.

Va y resulta que los catalanes nos ponemos en marcha: esa comunidad humana que un día fue ejemplo de autonomismo, pactismo, conformismo

El  miércoles  me  sentí  muy  muy orgulloso  y  agradecido  de  poder vivir estos instantes. Ahora mismo la esperanza y la confianza que tenemos  en  nosotros  mismos  parece invencible. Claro está que habrá que calmar  los  ánimos  y  armarse  de paciencia.  Claro  està  que  vamos  a negociar con España, pero con una fortaleza  que  no  teníamos  desde hace  300  años,  y  el  punto  número uno  se  llama  consulta  en  2014.  Ya no  valen  trampas  legales,  constituciones  obsoletas,  y  mucho  menos amenazas  y  acciones  como  la  de los fascistas que reventaron el acto del 11S en Madrid. Ese ciclo ha terminado,  por  fortuna:  ahora  sí  que que podemos proclamar que Franco ha muerto.

Entiendo  el  desconcierto  que  se vive  también  en  Euskadi:  absolutamente nadie había previsto este giro en  el  guión,  pero  somos  pueblos hermanos,  profundamente  unidos en nuestra lucha por la supervivencia, y cuando algo se mueve todo se pone en marcha. Se están abriendo puertas  enmohecidas,  y  por  ahí tiene que entrar luz y aire fresco para todos. Esto no volverá a ser nunca lo que  fue,  la  historia  avanza  imparablemente.

Un abrazo fraternal desde el entusiasmo  (que  también  es  un  derecho!)  y  hasta  pronto:  estoy  seguro que  encontraremos  la  manera  de reunirnos y pasar un tiempo juntos."

Pep”