Reforma fiscal para salir de la crisis

2015/09/22
Mikel Aranburu Urtasun participó en nuestro seminario "Sistema fiscal en Euskal Herria: diagnóstico y alternativas" un mes antes de que fuera nombrado Consejero de Hacienda y Política financiera en el Gobierno de Navarra. En este seminario nos habló de las posibles reformas que se deberían hacer para arreglar el problema de recaudación que tiene la comunidad foral.

Mikel Aranburu UrtasunMikel Aranburu Urtasun, Inspector de Hacienda cuando dió la charla, hoy Consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra

Esta intervención la hizo en el seminario "Sistema fiscal en Euskal Herria: diagnóstico y alternativas" celebrado en Donostia los días 18-19 de junio "

Los resumenes de todas las intervenciones del seminario las hemos recogido en un monográfico que lo puedes descragar aquí: Alternativas fiscales al modelo neoliberal

Tenemos un problema en la recaudación, que parece que va para largo y se trata de buscar nuevas fuentes de financiación para sostener el estado de bienestar: nuestros niveles de recaudación y de presión fiscal son bajos. También hay que decir que los estudios de presión fiscal están pre-dirigidos, según el resultado que se quiera obtener.

El Impuesto de Sociedades se nos ha venido abajo, hemos pasado de recaudar 400 millones a recaudar 200 millones

Sí que estamos en una presión baja, porque tenemos unos impuestos legalmente más bajos, ¿por qué? Porque ni Navarra ni la CAPV han tenido una política fiscal propia, desde hace 15 años. Hasta entonces sí se intentó en el IRPF e Impuesto de Sociedades hacer estudios propios y hacer unos diseños adecuados a la estructura socio-gráfica de la población. Pero desde el año 99 se ha hecho “copiar y pegar”, pero con descuentos añadidos: más deducciones, mayores beneficios fiscales sobre todo en el Impuesto de Sociedades. Pero, el Impuesto de Sociedades se nos ha venido abajo, hemos pasado de recaudar 400 millones a recaudar 200 millones.

Gai Monografikoak 49: fiscalidad en Euskal HerriaIVA

Tenemos dos vías de recaudación: la gestión directa (lo que Hacienda recauda de los empresarios y profesionales) y lo que recibimos del Estado (porque nuestro consumo es superior a nuestro PIB). En el año 2011, el IVA por gestión directa era de 1000 millones de euros y el ajuste, solamente 171 millones. En 2012, surge lo de VW, con efecto desde el 1 de Abril, 584 millones por gestión directa y por ajuste 483 millones, sin llegar a la cifra total del año anterior. En 2013, la recaudación directa baja a 272 millones. Lógicamente, como nuestro consumo no ha variado, al aplicar las fórmulas tenemos un ajuste de 646 millones como resultado. El impacto es muy importante en unos presupuestos de menos de 3000 millones, quitarle un mordisco de 800 millones es como para dejar temblando al consejero de Hacienda.

Impuesto de Sociedades

Navarra está cosida de beneficios fiscales

De 400 millones el año 2009, hemos bajado a 200 millones: eso sí que se atribuye a la crisis. El Impuesto de Sociedades en Navarra está cosido de beneficios fiscales. Tenemos exención por reinversión, que no existe en el Estado, la Reserva Especial para Inversiones, la deducción por Activos Fijos Nuevos, I+d+i, la deducción por creación de empleo.... son las que cuestan más dinero. El beneficio fiscal en el Impuesto de Sociedades equivale prácticamente a la cuota, y además de eso nos hemos quedado en la mitad de la mitad por la crisis.

IRPF

En el IRPF la capacidad de maniobra es algo menor, en la medida en que el IRPF es un impuesto sobre las rentas del trabajo. Una posible reforma fiscal siempre tiene tendencia a acortar los tramos de la tabla. Generalmente, cuando esto se ha dado, la pendiente sube en contra de las clases medias. Se suele cargar la recaudación de la mano de los tramos centrales, que es donde se encuentra más del 90% de la recaudación, entre 20.000 y 40.000 euros aproximadamente. Se bajan las tipos marginales máximos del 50 al 48% como ha hecho Navarra, favoreciendo a esos pocos que están en esos niveles. Antes, el IRPF en Navarra, los mínimos familiares no existían y eran deducciones aplicables a la cuota (más equitativo que aplicar en base): se trataría de eliminar los mínimos familiares exentos y volver a la deducción en cuota que teníamos antiguamente.

Fraude

La inspección no tiene una función recaudatoria, sino una función coercitiva

El inspector de Hacienda, estaría con una concha intentando recoger el agua del mar. Yo creo que la naturaleza y el espíritu de los funcionarios es ese, pero si estás con una concha, aquello no se acaba nunca. Pero no solamente depende de la inspección. Pero si sólo inspeccionamos al 1% de las empresas, tenemos que esmerarnos, hay que elegir muy bien. La inspección no tiene una función recaudatoria, sino una función coercitiva, lo que hay que hacer es, que como el 98% de los ingresos viene voluntariamente, hay que lograr que la gente ingrese voluntariamente. ¿Por qué? Se suele decir, que nadie va corriendo al Auzolan, hay que incentivar con la coerción. Entonces hay que seleccionar muy bien las personas jurídicas que se inspeccionan: aquellos que mayor incidencia de fraude previsto tienen.

Además hay que mejorar la inspección, y aumentar el número de inspectores.

Un profesor que tuve hace muchos años decía que la inspección solamente necesitaba tres cosas: información, información e información. Cuando se toman medidas legislativas, la realidad va por delante: el capital va más rápido y desaparece.

Va en relación con la sociedad, que tampoco tiene una conciencia contra el fraude. Tal vez, a cuenta de la crisis nos empezamos a molestar más.