Pobreza energética

2013/12/10
¿Qué es la Pobreza Energética? Se dice que una familia se encuentra en situación de pobreza energética cuando: No puede abonar los pagos de su factura energética o bien debe destinar una cantidad excesiva de sus ingresos para hacer frente a dichos pagos (más del 10% de sus ingresos); Es incapaz de mantener una temperatura adecuada en su domicilio (21ºC en la sala de estar y 18ºC en el resto del hogar); El domicilio presenta humedades y goteras. La combinación de estas 3 causas permite obtener el Indicador Sintético de Pobreza Energética.

Texto de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético

Principales causas de la Pobreza Energética

Las causas directas de la pobreza energética en los hogares son:
- El descenso de los ingresos o de la renta familiar por hogar.
- El aumento del precio de la energía, hoy un 90% más cara que hace 10 años.
- La baja eficiencia energética de las viviendas. Las familias que habitan viviendas poco eficientes (mal aisladas, mal orientadas, construidas con materiales de baja calidad, con alto nivel de infiltraciones de agua y aire…) pagarán más en su recibo, puesto que consumen más energía al tener una mayor demanda de calefacción y de refrigeración.

Consecuencias de la Pobreza Energética

La pobreza energética se relaciona con enfermedades físicas y mentales en los colectivos más vulnerables (ancianos mayores de 60 años y niños), provocando el aumento de la mortalidad en personas con enfermedades cardiovasculares y de las vías respiratorias.
Según la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), en función de las tasas de mortalidad adicional conocidas de invierno, se puede afirmar que unas 1.900 muertes al año pueden estar relacionadas con la pobreza energética (cifra similar a muertes por accidente de tráfico en la actualidad).

Pobreza Energética en Euskadi

Un reciente estudio de 2013 de la Diputación Foral de Gipuzkoa indica que 20.000 hogares guipuzcoanos (el 7% de las familias) no pueden permitirse en invierno una temperatura adecuada en sus casas, mientras que casi 11.000 familias (el 4%) admiten haber pagado algún recibo con retraso. Este problema tiene especial incidencia en hogares unipersonales y en familias monoparentales, cuyo principal sustentador es una mujer o una persona mayor de 65 años, además de entre aquellos guipuzcoanos que viven en una situación de extrema pobreza (cerca de 30.000).
El Indicador Sintético de Pobreza Energética revela que el 13% de los guipuzcoanos es energéticamente pobre, lo que le sitúa por debajo de la media europea (22%) y de países como Reino Unido (17%) o Alemania (14%), aunque no se puede olvidar que uno de cada diez ciudadanos es energéticamente pobre. Además, debido a la gran dependencia energética que tenemos del exterior (en torno al 80%), las constantes fluctuaciones de precios al alza pueden hacer variar radicalmente esta situación.
Por otro lado, el 10% de las familias guipuzcoanas paga una factura energética excesiva, abonando una media de 1.300 euros anuales en concepto de energía. El coste energético se ha duplicado desde el 2006.

Plataforma por Un Nuevo Modelo Energético (Px1NME)

La energía es un servicio básico, que, como el acceso al agua, ha de superponerse a los intereses empresariales de unos pocos y ser entendido como un derecho inalienable.
Desde la Px1NME hemos lanzado una campaña ciudadana contra la pobreza energética. Se están realizando concentraciones simultáneas en diversas capitales todos los miércoles de la 3ª semana de cada mes. A ellas los ciudadanos acudimos con mantas y velas, con objeto de denunciar la situación de pobreza energética en la que viven actualmente más de 2 millones de personas en la península y en señal de protesta por los elevados precios de la energía.
Desde la Px1NME exigimos a las administraciones que tomen medidas para facilitar la rehabilitación de edificios y mejorar su eficiencia energética, así como para satisfacer la demanda con energías renovables, baratas, limpias y respetuosas con el medio ambiente.
Igualmente, reclamamos la transición hacia un nuevo modelo energético solidario, basado en el aprovechamiento de los recursos propios renovables, en el ahorro, en la participación ciudadana y el empleo local. Hoy más que nunca, es imprescindible aprovechar las fuentes de energías renovables que tenemos a nuestro alcance para paliar la dependencia exterior y favorecer el acceso a una energía a bajo precio.
Los ciudadanos podemos construir alternativas y debemos exigir a las administraciones que den paso hacia las soluciones. Ese es el objetivo de la Px1NME. Para lograrlo, estamos realizando multitud de acciones paralelas en diversos ámbitos:
- Apoyo activo a cooperativas ciudadanas de energía verde.
- Campañas ciudadanas de Desolbediencia, Pobreza Energética...
- Recogida de firmas y presentación de denuncias a nivel estatal y europeo (políticos giratorios, auditoría del sistema eléctrico…)
- Presentación de mociones energéticas en diversos ayuntamientos.
- Participación en foros, charlas formativas…
- Activismo en redes sociales.
- Etc.