Nuevas informaciones sobre la nueva incineradora de Gipuzkoa

2016/01/18
La Diputación Foral de Gipuzkoa acaba de presentar un informe sobre las infraestructuras para la gestión de residuos de Gipuzkoa. Este informe analiza la evolución que tendrán los residuos desde 2020 a 2045, también la evolución económica y la demográfica. Tomando como base estos datos, se ha calculado que en los siguientes 30 años se quemarán en la incineradora 163.400 toneladas anuales.

Boletin medio ambiente 32Artículo publicado en el Boletín de medio ambiente número 32

Entre los datos proporcionados están los de la generación de fracción resto (fracción que no se puede reciclar). Desde 2014 a 2030 la fracción resto disminuirá 20.000 toneladas. Si en 2030 la tasa de reciclaje fuese del 60% se generarían   156.719   toneladas   de   resto, si fuese   del   70%   la   fracción   resto   supondría 140.325   toneladas.   Según   esta   previsión la cantidad de resto generada aumentaría entre 2030 y 2045, pero con una tasa de reciclaje del   60%   sería   de   173.929   toneladas, y reciclando el 70% tendríamos 155.171 toneladas. Comparando con las previsiones que se hicieron en 2008, la cantidad de fracción resto disminuye. Entonces se dijo que en   2045   tendríamos   206.517   toneladas de fracción resto, 43.000 toneladas más que en la previsión actual.

Concluye que si se construyeran plantas de TMB sería suficiente una incineradora con capacidad para 80.000 toneladas

Según   el   informe,   la   cantidad   de fracción resto que irá a la incineradora se reduce en un   23,5%, y por ello la incineradora   que   se   construirá   tendrá un 30% menos de capacidad que la proyectada en   2008.   Según   el   diputado   de   medio ambiente, la nueva incineradora tendrá dos hornos,   cada   uno   con   capacidad   para quemar 100.000 toneladas, así que la futura incineradora tendrá capacidad para 200.000 toneladas,   por   encima   de   la   cantidad   de fracción   resto   prevista.   La   incineradora proyectada en  2008 tenía capacidad  para 260.000 toneladas.

Lo que no ha contado la Diputación es   que   la   ingeniería-consultora   IBH, encargada   de   construir   la   anterior incineradora,   realizó   en   la   anterior legislatura una prognosis con la evolución de la generación de residuos. Según  este informe, en Gipuzkoa se generarán 360.000 toneladas de residuos en 2020. Si de esta cantidad   se   reciclara   el   80%,   288.000 toneladas, la fracción resto sería de entre 80.000 y 120.000 toneladas. Concluye que si se construyeran plantas de TMB sería suficiente una incineradora con capacidad para 80.000 toneladas.

Incineradora NOOtro dato interesante que aparece en este   documento:   El   Plan   de   Residuos   de Gipuzkoa preveía una generación de residuos de 500.000 toneladas para 2010, al final se generaron 406.000 toneladas. Una de dos, o los que hacen previsiones las hacen mal. O es que   las   inflan   a   propósito   para   tener argumentos   a   favor   para   construir   la incineradora.

Este informe no se ha hecho público, se ha encontrado por casualidad. Un ex responsable del proyecto de Zubieta lo borró junto con otros 70.000 documentos. Y esta prognosis   de   IBH   ha   aparecido   entre   los documentos   que   se   han   podido   recuperar. Entre   los   dos   informes   hay   grandes diferencias, pero la Diputación ha elegido el que mejor le viene, el que está hecho a su medida, porque lo que necesita es justificar una incineradora del mayor tamaño posible.