Usted está aquí: Inicio Artículos La socialdemocracia no quiere un sindicalismo fuerte

La socialdemocracia no quiere un sindicalismo fuerte

20/12/2012
Joxe Elorrieta: "No hay sindicalismo que no de centralidad al poder sindical de la empresa, aunque la empresa no sea su ámbito de negociación. Yo puedo tener un modelo basado en la negociación sectorial pero el poder nuclear está en la empresa. Eso lo saben todos lo sindicatos, y también los neoliberales."

"¿Qué hizo Tatcher cuando llegó al poder? Una batería de medidas para acabar con el poder de los sindicatos en las empresas. Cuando el neolaborismo llega al gobierno no modifica ninguna de las leyes conservadoras. Apuntad: la socialdemocracia no quiere un sindicalismo fuerte."

"¿Qué sucedió en Italia? En la década de los 60 la CGIL, corriente comunista, fuerte en las empresas con una tasa de afiliación superior al 50%. Este sindicalismo de base no lo desactivan las leyes, sino un acuerdo tripartito, entre la patronal, el gobierno y los sindicatos, incluida la misma CGIL. ¿Y por qué se autodesactiva la CGIL? Porque manda el partido. El PCI busca homologación porque quiere acceder al poder institucional, y para ello tiene que disciplinar a los sindicatos, tiene que conseguir que su sindicato abandone como elemento central la acción reivindicativa."

"En España sucede lo mismo. Los partidos firman los pactos de la Moncloa, que comprometen a los sindicatos a mantener la paz social. Lo dijó claramente el presidente de la CEOE después del acuerdo que hizó con UGT: si no hacemos una ley que saque a los sindicatos de las empresas CCOO se come a UGT. El PCE renunció a muchas cosas en la transición pero, sobre todo, se carga su movimiento obrero. Lo mismo que el PCI en Italia."

"Y ¿qué hacen los neoliberales ahora? Vuelven a la empresa. Eso es la reforma laboral. Y ¿por qué quieren volver a la empresa? Porque ya no hay sindicato en la empresa, y el empresario tiene capacidad unilateral para imponer sus condiciones."