Usted está aquí: Inicio Artículos La protección social en la CAPV, a la cola de Europa

La protección social en la CAPV, a la cola de Europa

21/03/2017
El nivel de protección social existente en una sociedad es el principal indicador para medir el desarrollo de políticas públicas encaminadas a reducir las desigualdades sociales y a la solidaridad social. Por ello, a nivel internacional se elabora, de manera homogénea, una estadística que mide la protección social, abordando sus distintas funciones: la atención sanitaria, la vejez (incluidas las pensiones), invalidez, desempleo, vivienda, exclusión social, prestaciones familiares, etc.

Estudios 35Este artículo ha sido publicado en Estudios 35

Esta estadística se denomina “Cuentas de la protección social”, y recoge qué parte de la riqueza generada en un territorio se destina a  protección social (es decir, mide el porcentaje del PIB que se destina a protección social). Cuanto más alto sea este porcentaje, las políticas que se realizan son más sociales; cuanto más bajo sea, menos sociales serán esas políticas.

La parte de la riqueza destinada a protección social se está reduciendo en la CAPV

El Eustat (Instituto Vasco de Estadística) acaba de elaborar las Cuentas de la Protección Social, que muestran la situación en 2015 en la CAPV, así como la evolución. En 2015 los recursos económicos destinados a protección social fueron 16.938 millones de euros, lo que equivale al 24,5% del PIB:

  • En los últimos años se ha producido un estancamiento de la cuantía, lo que ha llevado a que la parte de la riqueza destinada a protección social haya disminuido casi un punto desde 2013, año en el que se destinó el 25,4% del PIB a protección social.
  • El estancamiento se ha reflejado tanto en lo que se refiere a la actuación de las instituciones del Estado español (el gasto en pensiones ha crecido, pero ha caído el destinado a prestaciones por desempleo), como a las de la CAPV (Gobierno Vasco, Diputaciones Forales y Ayuntamientos).

Proteccion Social CAPV

La parte de la riqueza destinada a protección social en la CAPV está en el grupo de cola europeo, muy por debajo de la media de la UE

Los datos publicados por el Eustat permiten realizar una comparación del esfuerzo económico destinado a protección social en la CAPV con el que se realiza en otras partes de la Unión Europea.

Quienes nos gobiernan y los medios de comunicación que controlan nos tratan de hacer creer que la situación de la CAPV es privilegiada. Que prácticamente no existe otro lugar en el mundo donde se destine más dinero a sanidad, a prestaciones sociales, a políticas de vivienda, etc. (destaca en esta labor el afán propagandístico y falto total de equilibrio y rigor informativo que ejerce el Gobierno Vasco a través de los medios de comunicación públicos, como es el caso del grupo EITB).

Sin embargo, la realidad nada tiene que ver con esa propaganda. Los datos oficiales son concluyentes. Referidos a 2014 (último año del que se dispone la información para el conjunto de la Unión Europea), destacamos:

  • La protección social alcanzaba en la media europea el 28,7% del PIB, 3,8 puntos más que en la CAPV. Para alcanzar la media europea los recursos económicos destinados a protección social en la CAPV tendrían que aumentar al año en 3.000 millones de euros.
  • El nivel de protección social en la CAPV solo supera a los países de la antigua Europa del Este, Chipre, Irlanda y Luxemburgo. Nuestro nivel de protección social está por debajo incluso del de estados como Portugal, Grecia o España, que destinan un porcentaje más grande de su riqueza a protección social.
  • Si nos comparamos con otros estados de la Unión Europea las diferencias aún son mayores, incluso abismales en algunos casos. Así, la parte de la riqueza destinada a protección social en Alemania es del 29,1% del PIB; 29,6% en Suecia; 30% en Bélgica, y 34,3% en Francia. Es decir, en esos lugares se destinan a protección social hasta casi 10 puntos más.

Proteccion Social Europa

  • Traduciendo a euros esta diferencia se puede concluir que, si en la CAPV se destinase el mismo esfuerzo económico a protección social que en el estado español, habría que aumentar los recursos en 420 millones de euros; que habría que destinar 1.400 millones de euros más al año para llegar al nivel de Portugal; que faltan 3.570 millones de euros al año para equipararnos a Italia, 4.200 millones anuales para igualar a Holanda, o 6.580 millones de euros para alcanzar el nivel de protección social existente en Francia. Se podrían poner muchos más ejemplos.

Deficit Protección social