Usted está aquí: Inicio Artículos La prisión preventiva de Txetx

La prisión preventiva de Txetx

14/02/2008

La revista Enbata publica en la edición de esta semana una entrevista, en la que Jean Nöel Etxeberri "Txetx" explica los pormenores de su detención.

La prisión preventiva de Txetx

Detenidos el miércoles a las 6 de la mañana en sus domicilios, Jean- Noël Etcheverry y el
militante occitano Jacou Morio fueror liberados sin cargos el viernes por la
noches tras haber sido interrogados por la jueza antiterrorista Houyvet. ENBATA
ha recogido el sentimiento de Txetx a su salida de la comisaría de Baiona

 ENBATA: Cual ha sido la actitud de la jueza antiterrorista Houyvet que te ha interrogado en el tercer día de la detención preventiva?

 Txetx: La actitud de la jueza antiterrorista no era de ninguna manera la actitud de una jueza que busca saber la verdad. Ella no intentaba escuchar todas las contradicciones que yo le apuntaba sobre las declaraciones de Arricau, sin embargo intentaba a toda costa corroborar dichas declaraciones. Le subrayé que su actitud era realmente sorprendente, ya que en este caso era Arricau quien estaba implicado en el dosier de ETA, en el cual yo no estaba mezclado de ninguna forma. Le di una serie de argumentos para mostrarle que las declaraciones de Arricau no iban bien encaminadas. Lo más sorprendente del caso, fue que la base central de la acusación que me era imputada, era que Arricau dijo que yo dinamizaba las reuniones de Gazteriak en las cuales él participaba en Ustaritz, Baiona y Cambó en los años 96 y 97 y que a dichas reuniones, yo llevaba a miebros clandestinos de ETA, con altas funciones en la organización, para que al final de ellas Arricau los transportara a Bearn, a Monein y a otros lugares. Yo remarqué que cientos de personas, en las cuales está comprendida la misma policía, podían atestiguar que a partir de las municipales de 95, yo había cesado ya de militar en Gazteriak por razones de edad, y que desde entonces no he vuelto a poner un pie en las reuniones de  este movimiento. En segundo lugar yo remarqué la incongruencia del hecho de que dirigentes de ETA pudieran participar en reuniones de uno de los movimientos más vigilados de Iparralde: era el período de los cócteles Molotov contra los coches de policía y decenas de militantes de Gazteriak habían sido detenidos en el marco de estas investigaciones y sus locales habían sido registrados. En tercer lugar yo le dije que habiendome reunido durante dos años con esta persona, debería acordarme de ella, y en este caso no tengo más que un vago recuerdo de su cara ya que fue voluntario en el festival EHZ (Euskal Herria Zuzenean).

Yo sabía a ciencia cierta que estas reuniones jamás habían tenido lugar. Le pregunté en qué locales se habían celebrado dichas reuniones y citas en las que yo le confiaba a los dirigentes de ETA. La jueza no sabía que responderme. Entonces le mostré mi sorpresa de que los policías que interrogaron a Arricau hubieran olvidado preguntarle en qué locales habían tenido lugar estas famosas reuniones. Porque, que yo sepa, en Baiona hay locales abertzales, en Ustaritz había igualmente un local de Gazteriak, pero en aquella época en Cambó nunca hubo un local abertzale para reuniones de Gazteriak. Al parecer esta pregunta ni siquiera había sido realizada. Tras este interrogatorio de la jueza, Jacou Morio y yo, comenzamos una huelga de hambre y sed que mantuvimos durante el tercer día de la detención preventiva. Lo más aberrante de esta historia es que fui dejado en libertad sin cargo alguno, y que aún y todo se llevaron mi ordenador portátil y mi teléfono móvil con más de 200 números de teléfono de particulares y asociaciones de los cuales no me quisieron dar copia, aunque los habían imprimido previamente. Vemos en este caso una inteción deliberada de sabotear el trabajo público de la Fundación Manu Robles-Arangiz lleva a cabo.

Enbata: Para ti es la verdadera razon por la que has sido detenido?

Txetx: No le encuentro explicación a las declaraciones que hizo Arricau hace cuatro años. Las habría hecho por mitomanía o para proteger algún otro escenario, o ¿acaso fueron dictadas por los propios policías? Es por este motivo por el que solicité un careo con Arricau. Querria dejar las cosas claras. ¿Están intentando hacernos caer a mi y a otros militantes para encarcelarnos inventando todo tipo de argucias? Quisiera realmente saber a qué se debe todo esto. ¿Por otra parte, por qué no se me detiene al mismo tiempo que a Jean-François Lefort, ya que son los mismos elementos los que se me imputan, y si lo hacen cuatro años después?

Mi primera reflexión me lleva al contexto de arrestos que han sufrido recientemente militantes de ELB y de la tentativa de criminalización de todo lo que pasa alrededor de ELB y Laborantza Ganbara. Vencen plazos muy importantes durante este mes de febrero en Laborantza Ganbara. En realidad no hay nada judicial en todo ello, se trata de la instrumentalización de un dosier montado artificialmente para criminalizar a través de ciertas personas los movimientos que quieren hacer desaparecer. Hoy en día hay una estrategia de tensión clara y evidente. Las declaraciones de Sarkozy en Pau son la señal más clara. Mi deteción y la de Jacou, y a otra escala, la ilegalización de movimientos de la izquierda abertzale, la encarcelación de decenas de militantes y responsables políticos, la utilización sistemática de la tortura, muestran que hay una voluntad en los estados de encerrarnos en la vía de la violencia. Comprendo muy bien que los militantes abertzales estén indignados, enfadado y que se vean tentados por esta vía. Pero hoy más que nunca, quiero insistir en este punto: es una trampa en la que nos quieren hacer caer, pero de ninguna manera debemos hacerlo. Este año se cumplirá el décimo aniversario de Lizarra-Garazi. Hace diez años con Lizarra-Garazi, en combate soberanista Sur y Norte tenía una estrategia ganadora. Tras esto no nos hemos alineado más que en estrategias perdedoras. Es urgente volver a la estrategia ganadora de un proceso soberanista civil como el que conocimos durante Lizarra-Garazi.

La prisión preventiva de Txetx