Experiencias de auditorías de la deuda en Brasil y Ecuador

2014/04/14
La historia de la deuda está contada desde la perspectiva de los acreedores, no de los pagadores, y eso se nota en los presupuestos de las administraciones, ya que el gasto de la deuda suele ser mayor que el gasto social. Para poder invertir esta tendencia es preciso tener datos que prueban que parte de esa deuda es fraudulenta. Eso se hizo en Ecuador, mediante la auditoría, un ejemplo para nosotros/as. Nos lo explica Maria Lucia Fattorelli.

Este es un resumen de lo que Maria Lucia Fattorelli dijo en la jornada "El sistema de la deuda y la auditoría ciudadana" organizada por el sindicato ELA sobre las experiencias de Ecuador y Brasil.

El capital ha sido muy inteligente usando la deuda como vehículo de saqueo. La deuda es algo que todas las personas respetamos, ya que la conectamos con el honor, con la dignidad. Tenemos la tendencia de conectar la deuda pública con las deudas personales, y ahí está la trampa. Nosotros/as debemos pagar las deudas que tenemos porque hemos recibido dinero prestado, pero la deuda pública, gran parte de ella, ha sido generada a cambio de nada, no les debemos ese dinero que reclaman, porque no lo hemos recibido. Pero eso hay que probarlo.

En Brasil en el año 2000 hicimos grandes movilizaciones en favor de la auditoría de la deuda. Conseguimos 6 millones de firmas para pedir una auditoría parlamentaria, que no se concedió. Desde entonces hemos comenzado con la auditoría ciudadana, gracias a la cual hemos demostrado cómo sufre la gente con el sistema de la deuda, analizando los presupuestos públicos entre otras cosas. El 42% del presupuesto de Brasil va al pago de intereses y amortizaciones de la deuda; mientras que a sanidad va el 3,9% y a educación el 3,4%.

Esa es una demostración del poder que tiene el mercado, los privilegios de la banca. Hemos probado que los bancos que compran la deuda interna de Brasil son bancos extranjeros, justo los mismos que deciden los intereses a pagar.


Pero el mejor ejemlpo de como una auditoría de la deuda mejora la vida de las clases populares es el de Ecuador. Entre 2007 y 2008 se realizó una auditoría oficial con participación ciudadana, analizando 30 años del sistema de la deuda, entre 1976 y 2006. En 14 meses teníamos ya un informe con todos los datos que demostraban las irregularidades, fraudes, e ilegalidades que se hicieron en ese periodo al rededor de la deuda. Rafael Correa, con el informe en la mano, dijo que compraría los bonos a los tenedores por el 30% de su valor, y que aquellos que no estuvieran de acuerdo, que acudieran a la justicia.

El 95% de los tenedores aceptaron el acuerdo, con lo que quedó anulada practicamente el 70% de la deuda que tenía Ecuador. En el 2008 cuando Correa llega al gobierno dedica más dinero al gasto social que al gasto de la deuda, por primera vez. Y a partir de ahí, el gasto de la deuda se reduce a un tercio gracias a la auditoría de la deuda.

Presupuesto gasto social- deuda Ecuador

Tanto en la auditoría de Brasil como en la de Ecuador ha quedado probado que la deuda externa no significa entrada de recursos en el país, lo mismo que ha quedado demostrado que a cada canje realizado con los tenedores la deuda aumentaba, aunque nos vendieran lo contrario.

Estos ejemplos hay que utilizarlos para que se haga una auditoría aquí en el Euskal Herria.