Usted está aquí: Inicio Artículos Eric Toussaint: no hay porque pagar la deuda

Eric Toussaint: no hay porque pagar la deuda

06/07/2012
El curso de Verano organizado por UNED Bergara y la Fundación Manu Robles-Arangiz sobre la deuda y los mercados ha dejado pequeña el aula magna del aulario del campus de Ibaeta en Donostia los días 4 y 5 de julio. Eric Toussaint ha sido la estrella del curso y nos ha hablado sobre la deuda y las politicas de ajuste que nos están imponiendo para proponer alternativas.

Eric Toussaint ha hablado sobre las auditorías de deuda. En ese sentido ha recomendado hacer una auditoria ciudadana de la deuda con el impulso de sindicatos y movimientos sociales, para deslegitimar el sistema y educar a la gente sobre este tema. Hay que acabar con el tabú de la deuida, ya que se da por hecho que hay que pagarla, que no hay más remedio que someterse a ella, y no es así.

Hay jurisprudencia sobre ello. Normalmente la deuda hay que pagarla, pero existen excepciones, por ejemplo cuando cambian las condiciones. Por ejemplo se puede dejar de pagar la deuda legalmente cuando hay estado de necesidad. Grecia podría apelar a esta condición, ya que el gobierno griego no puede garantizar derechos humanos básicos de sus ciudadanos por pagar la deuda.

Otro caso es el de la Deuda Ilegítima. Una cosa es que la deuda sea legal, pero eso no quiere decir que sea legítima. Por ejemplo, los gobiernos estos últimos 15 años han ido perdonando impuestos al capital, grandes multinacionales, y al poder económico; ha renunciado a ingresar dinero de los más pudientes, y en consecuencia para financiar los presupuestaos ha tenido que emitir deuda. Esa deuda es ilegítima ya que va contra la equidad y la justicia social.

Existe a su vez la Deuda Odiosa. Por ejemplo la deuda que la Troika a concedido a Greci, Irlanda y Portugal. En este caso se dan las tres condiciones que debe cumplir una deuda para que sea odiosa: 1) No ha sido votada por la gente 2) Vulnera derechos fundamentales 3) Los acreedores tenía conocimiento de ello. Al ser la deuda odiosa se puede dejar de pagar legalmente.

Argentina ya nos demostró que puede dejar de pagarse deuda y no pasa nada. En 2001 decidieron no pagar la deuda y ha crecido un 8% durante 8 años. Desde el 2001 Argentina está en suspensión de pagos con el Club de Paris (Países Occidentales como España Francia, Estados Unidos, y Gran Bretaña), y nadie dice nada. ¿Por qué? porque si la gente se entera que se puede dejar de pagar la deuda y crecer sin que pase nada todos harán lo mismo.

Eric Toussaint: no hay porque pagar la deuda