Usted está aquí: Inicio Artículos Eñaut Apaolaza:"Tenemos que decidir qué estructura económica queremos"

Eñaut Apaolaza:"Tenemos que decidir qué estructura económica queremos"

15/03/2016
"Según se dice, al menos en teoría, los estados pequeños son más democráticos; pero, que sean más democráticos y menos dependientes, depende de que se hagan bien los deberes. Ahora es el momento. Tenemos que decidir qué estructura económica queremos para el futuro, para que Euskal Herria sea más dueña de sí misma, y para que pueda tomar sus propias decisiones. Grosso modo, se debe decidir si se toma la senda que nos conducirá al modelo de los estados del Mediterráneo o si nos encaminamos hacia el modelo del centro y norte de Europa."

Independencia democracia economiaLeer la entrevista completa

Ésta es la transcripción de la entrevista realizada por Begi Bat Bideoak dentro de la serie OTORDUAK

¿Tú crees que una Euskal Herria independiente tendría más posibilidades de establecer una economía más justa que las que tienen los estados español o francés?

Ahora es el momento de decidir eso. Euskal Herria debe decidir; como decidió en su día apostar por la industria, ahora debe decidir qué estructura económica desea. Si quiere asimilarse a la economía española: costes bajos, salarios bajos, nulo control de las ganancias, financiarización de la economía, alejamiento de la economía real, dar prioridad a la construcción y al turismo… esa elección traería el empobrecimiento de amplias capas de la población. Por otro lado, tenemos el modelo de los estados del norte: una economía basada en el conocimiento, que da más peso a la industria. Una vez hecha la elección, habrá que determinar el tipo de empresa queremos, la participación que tendrán en ella los y las trabajadoras, mayor o menor. Según se dice, al menos en teoría, los estados pequeños son más democráticos; pero, que sean más democráticos y menos dependientes, depende de que se hagan bien los deberes. Ahora es el momento. Tenemos que decidir qué estructura económica queremos para el futuro, para que Euskal Herria sea más dueña de sí misma, y para que pueda tomar sus propias decisiones. Grosso modo, se debe decidir si se toma la senda que nos conducirá al modelo de los estados del Mediterráneo o si nos encaminamos hacia el modelo del centro y norte de Europa. Hoy podemos asegurar que hemos perdido inútilmente un par de años sin tomar esa decisión, y esa falta de determinación hace que nos lleven a remolque, en tanto en cuanto son otros los que toman nuestras decisiones económicas.

Nuestra economía tiene que pasar a otro escalón. Tiene que ser una economía basada en la industria, como lo ha venido siendo hasta ahora, ya que la industria asegura una distribución más justa de la riqueza, una desigualdad laboral menor entre los y las trabajadoras, y entre ricos y pobre

¿Por qué dices que hemos perdido dos años?

Si no son más. Porque estamos en crisis desde el 2008, y empezamos a notar verdaderamente sus efectos en 2009-2010. Si entonces se hubieran tomado las decisiones acertadas de invertir en industria, en conocimiento, en una economía más avanzada, otro gallo nos cantaría; pero no se hizo. Al contrario, se ha ido reduciendo el gasto. Se lanzan mensajes grandilocuentes, pero no se ven hechos concretos.

En el escenario de una Euskal Herria independiente ¿qué pasaría con las pensiones? ¿Los sueldos serían mejores? Y las condiciones de trabajo ¿más justas?

Son cosas que se dicen en determinados contextos. Siempre dentro de la estrategia del miedo. España os paga las pensiones y esto y lo otro… El debate de las pensiones es un debate con trampa, fácilmente manipulable.

¿De dónde se pagan las pensiones? Del trabajo. Cuanto más productivo es el trabajo, más dinero se crea, más beneficio se obtiene, aumentan las cotizaciones y hay más dinero para pagar las pensiones. En estos momentos vamos en la dirección contraria. El trabajo cada vez se paga menos, los costes a la baja, las reformas laborales impuestas desde España han traído un empobrecimiento tremendo a las clases trabajadoras, ha habido un descenso en las cotizaciones… En la actualidad es cuestionable si las pensiones están garantizadas incluso dentro de España.

En el rescate de España, Europa traspasó a España un fondo de 100.000 millones de euros. Euskal Herria no estuvo entre los rescatados, a pesar de estar en España se contó entre los rescatadores

Para hacer frente a esa eventualidad, a la de que España no nos pagara, sería muy importante tomar medidas desde aquí, tomar medidas desde Euskal Herria. Y esas medidas consistirían básicamente en lo que he expuesto antes: nuestra economía tiene que pasar a otro escalón. Tiene que ser una economía basada en la industria, como lo ha venido siendo hasta ahora, ya que la industria asegura una distribución más justa de la riqueza, una desigualdad laboral menor entre los y las trabajadoras, y entre ricos y pobres.

La industria actual también tendría otras características desde el punto de vista de la productividad; esto es, en la medida en que fuera una industria más cualificada, sería capaz de generar un valor añadido mayor, con lo que no entraría en conflicto con los sueldos de los y las trabajadoras. Por tanto, al ser más altos los sueldos de los y las trabajadoras, más dinero se recaudaría, y más tesorería habría para pagar las pensiones.

Pero te voy a decir más, porque nosotros tenemos un problema, nuestra población envejece, y el número de pensionistas aumentará. ¿Cuál puede ser la solución? Se debe cortar la relación de dependencia del pago de pensiones con las cotizaciones. Las pensiones no tienen por qué pagarse a cuenta de las cotizaciones. Las pensiones pueden pagarse a cargo del gran saco de los impuestos. No hay nada que lo impida. Y todavía ese debate no se ha abierto. A fin de cuentas, ¿una Euskal Herria independiente sería capaz de pagar las pensiones? Sí, y además si desde ya mismo se empezaran a tomar ciertas decisiones, y nos encamináramos hacia una economía de otro nivel, sería todo mucho más fácil.

Otra de las amenazas que se suele hacer desde el unionismo es que, si nos declaráramos independientes, saldríamos de Europa y de la zona euro, y que las relaciones con España quedarían rotas… ¿Falso? ¿Verdadero?

Si hubiese ruptura entre España y Euskal Herria, sería determinante la forma en que se llevara a cabo tal ruptura. Si no fuera acordada (y vistos los acontecimientos todo parece indicar que no lo sería), lo lógico es lanzar esas amenazas en el momento de tomar la decisión. Una vez tomada, es algo que no tiene sentido.   

¿Por qué va a querer Europa que un territorio como Euskal Herria, industrializado, con una renta superior a la media, quede fuera de la Unión? Como muestra un dato: en el rescate de España, ese famoso rescate que nunca existió, pero que sirvió para rescatar los bancos, Europa traspasó a España un fondo de 100.000 millones de euros, de los cuales no sé cuanto se terminó utilizando. A raíz de ello se hicieron infinidad de recortes. Pues, Euskal Herria no estuvo entre los rescatados, a pesar de estar en España se contó entre los rescatadores. Con lo que Euskal Herria, a través de sus rentas, contribuyó junto con Europa a financiar el rescate de entidades bancarias no localizadas en Euskal Herria. ¿Por qué va a querer Europa dejar fuera un territorio que aporta en los rescates? Con una riqueza superior a la media, y que, por tanto, en los mecanismos de solidaridad es un estado contribuyente, y ¿va a querer apartarlo? Tales argumentos sólo pueden darse en una fase de negociación agresiva. Una vez superada la fase, lo más lógico es que Europa encontrara, de una manera u otra, una solución para que Euskal Herria no quedara excluida.

Continuar leyendo la entrevista