Usted está aquí: Inicio Artículos “Sí hay alternativas”

“Sí hay alternativas”

21/10/2015
Seguramente la mayor y más importante victoria del actual sistema –llamémosle capitalismo, neoliberalismo o como queramos– que impera en gran parte del planeta ha sido hacernos creer que ese es el orden natural de las cosas. Es decir, las cosas son como son porque no pueden ser de otra manera. Del mismo modo que nadie duda que 2 más 2 son 4, que es la Tierra la que gira en órbita alrededor del sol –y no al revés– o de que una molécula de agua se compone de dos átomos de hidrógeno enlazados covalentemente a un átomo de oxígeno (H2O), el sistema –llamémosle capitalismo, neoliberalismo o como queramos– ha conseguido que hayamos interiorizado su verdad universal.

Gorka QuevedoGorka Quevedo, departamento de comunicación del sindicato ELA

Artículo publicado en Landeia 208

No hay alternativas, nos dicen. There is no alternative, decía durante los años 80 una de las principales impulsoras del neoliberalismo, Margaret Thatcher, por aquel entonces máxima responsable política del Reino Unido. Un slogan –There is no alternative–, también conocido por su acrónimo TINA, lema de cabecera de aquellos gobernantes y políticos que lo único que nos querían decir era esto: “no hay ninguna alternativa al camino que hemos emprendido con nuestras políticas neoliberales”.

La evolución del capitalismo del último medio siglo ha llevado al mundo a una desigualdad extrema, donde unos pocos tienen todo –o casi todo– y unos muchos no tienen nada –o casi nada–

La evolución del capitalismo del último medio siglo ha llevado al mundo a una desigualdad extrema, donde unos pocos tienen todo –o casi todo– y unos muchos no tienen nada –o casi nada–. Todo esto, impulsado por un sistema inviable a medio-largo plazo, basado en una brutal explotación de los recursos naturales –a este ritmo dentro de unas décadas se colapsará nuestro modus vivendi– y de las personas. Nada de esto hubiera sido posible sin esa victoria ideológica del capital basada en hacernos creer que no hay alternativas.

Si el triunfo del actual status-quo está basado en el slogan no hay alternativas, su derrota tiene que estar basada en el slogan sí hay alternativas. Ése tiene que ser el principal objetivo de todas aquellas personas y organizaciones sociales que desean otro modelo radicalmente distinto al actual. Es posible otro tipo de finanzas; es posible otro sistema fiscal; es posible otro modelo productivo; es posible otro modelo de relaciones laborales; son posibles otras fórmulas de participación social; es posible anteponer el ser humano al capital; es posible otra política territorial; es posible otro modelo de ocio; es posible trabajar para vivir y no vivir para trabajar; es posible la igualdad de género; es posible que a nadie se le discrimine por cuestión de sexo, raza u origen; es posible un sistema educativo basado en valores de justicia e igualdad; es posible la movilidad sostenible; es posible vivir sin saquear los recursos naturales del planeta; es posible que los pueblos sean libres para decidir cómo quieren vivir; es posible una cultura al servicio de las personas y no de los intereses del capital...

Afortunadamente, son muchos los colectivos que trabajan día a día, también en Euskal Herria, para que todo lo anterior sea posible. Y todos esos colectivos y personas han organizado para el 24 de octubre en Bilbao la demostración empírica de que sí hay alternativas

Afortunadamente, son muchos los colectivos que trabajan día a día, también en Euskal Herria, para que todo lo anterior sea posible. Y todos esos colectivos y personas han organizado para el 24 de octubre en Bilbao la demostración empírica de que sí hay alternativas. El nombre de la iniciativa  –Alternatiben Herria-El Pueblo de las Alternativas– resume perfectamente lo que será Bilbao durante este 24 de octubre: un pueblo lleno de alternativas al actual –e injusto– modelo económico, social y político. Un pueblo, en definitiva, que pondrá en el centro a las personas en lugar del capital y la codicia de unos pocos.

Un día lleno de actividades. Tal y como se puede comprobar en el mapa que acompaña esta información, el corazón de Alternatiben Herria-El Pueblo de las Alternativas será el Arenal, donde se instalarán tanto la carpa central como el resto de las carpas temáticas. Además, también habrá otros cuatros espacios físicos, donde se acogerán diferentes ferias así como numerosos locales de asociaciones y movimientos sociales que participan en esta iniciativa. Sin olvidar, por supuesto, las actividades que se desarrollarán en la calle, como la marcha en bicicleta por Bilbao, los talleres sobre jardinería ecológica en el Arenal, el mintza-poteo para fomentar el uso del euskera en la Plaza Nueva, las visitas guiadas a cargo de un grupo de arquitectos activistas o los numerosos espectáculos de animación callejera.

Pero, además, Alternatiben Herria-El Pueblo de las Alternativas también es una magnífica oportunidad para pasarlo bien. Por todo el centro de Bilbao habrá animación callejera, puestos de comida y bebida, música, actividades para niños y niñas... Incluso quien quiera alargar el día hasta que el cuerpo aguante también tendrá ocasión. Para ello, después del acto final, que comenzará a las 19:30 en la carpa principal, habrá una romería a cargo de Kaxianoren Alabak, Xabier Solano –cantante de Esne Beltza– y un montón de sorpresas más. ¡El 24 de octubre nos vemos en Bilbao!